Montreal, Canadá

Datos técnicos del circuito

  • LONGITUD 4.361 M
  • KM TOTAL 305,270
  • VUELTAS 70
  • CURVAS 13
  • IZQUIERDA 5
  • DERECHA 8
  • VEL. MÁXIMA 348 KM/H

Últimos resultados

  • DATOS DEL CIRCUITO
  • FECHA DE CREACIÓN 1978
  • PRIMER GP 8 OCTUBRE 1978
  • POLE 2011
  • Sebastian Vettel
    RBR-Renault
    1:13.014
  • PODIO 2011
  • Jenson Button
  • Sebastian Vettel
  • Mark Webber
  • V. RÁPIDA 2011
  • Jenson Button
    McLaren-Mercedes
    1:16.956

Historia del circuito

El circuito de Montreal está situado en Saint Lawrence River en el Quebec meridional, al este de la ciudad de Montreal. Ya desde lo años ’60, Canadá deseaba un “auténtico” circuito de F-1.
El creciente éxito de Gilles Villeneuve empujó a Montreal a alojar el GP de Canadá 1978. Sobre lo que fueron calles y aparcamientos, en la isla de Notre Dame, durante el desarrollo de la Expo de 1967 y la villa olímpica en las olimpiadas de Montreal, se disputó aquel GP, pese a no haber podido realizar su tan deseado circuito permanente.
Otra curiosidad del circuito es que el suelo sobre el que se asienta, es decir, la isla de Notre Dame, es artificial. Su existencia se debe a que aquí fueron depositados los escombros provocados por las obras de construcción del metro de Montreal.

Junto a las largas rectas, en Montreal encontramos fuertes frenadas y giros muy técnicos. Las frenadas son de las más duras de todo el año, con seis frenadas superiores a los 250 km/h (cuatro de ellas por encima incluso de los 300), lo que castiga mucho los frenos de los monoplazas, que se desgastan muchísimo. Ante este panorama, la estabilidad y el agarre serán puntos clave, especialmente en la salida de las curvas. Los motores sufren un gran castigo por el tiempo que hay que ir a fondo de manera continua en la recta más larga (14 segundos). En el cómputo global, el uso del motor al máximo no es excesivamente alto (se marcha a fondo el 60% del tiempo).

Los neumáticos que se llevan a Canadá son los super-blandos y medios, que no corren demasiado peligro ante la baja carga aerodinámica que tienen los coches allí, aunque pueden sufrir los de los pilotos que no los cuiden en las frenadas y piquen de manera brusca el pedal para detener los monoplazas en los pasos por curva.

El muro de los campeones
Emplazado en la entrada a la recta de meta, este muro es uno de esos puntos míticos del Mundial de Fórmula 1 que es, a partes iguales, odiado y amado. El único muro con nombre propio y con el que se la han visto tantos campeones de esta especialidad. Es el final de la chicane con la que se llega a meta y que sirve para pasar de más de 300 km/h a unos 150 con el que los coches salen escupidos hacia un muro por el que los pilotos tienen que pasar a pocos centímetros para apurar hasta el último segundo en cada uno de los giros a este circuito.

Si te ha gustado este post, participa dejando un comentario o suscribiendote al RSS para recibir futuros posts en tu lector de noticas.
Deja un comentario

Debes ser logged in para postear comentarios.